¿Qué entendemos a nivel legal por el término “condición más beneficiosa”?

 En Derecho laboral

Legal. Obligación de las empresas a mantener determinados beneficios históricos para sus empleados.

El año pasado conocíamos un fallo del Tribunal Supremo, en su sentencia de 21 de abril de 2016, en el que se establecía que las empresas que han concedido cesta de Navidad a sus empleados de forma continuada están obligadas a mantener este beneficio, o dicho de otra forma, no pueden eliminar dicho beneficio de forma unilateral, incluso aunque la empresa alegue que no puede darla por la situación económica que atraviesa, ha sido en 2017 cuando la Audiencia Nacional en aplicación de esta doctrina, ha establecido en dos sentencias (de 12 y 17 de julio EDJ 156545 y 152019, respectivamente) que la cláusula empresarial por la que se condiciona la entrega de la cesta a que “las condiciones económicas lo permitan” sin que se concreten ni fijen esas condiciones, constituye un pacto sujeto a la exclusiva voluntad de uno de los contratantes contrario al art.1.115 del Código Civil. Por ello, la Audiencia Nacional declaró el derecho de los trabajadores afectados a percibir la cesta de Navidad.

Para entender esta jurisprudencia es conveniente poner de relieve el término “condición más beneficiosa”. En palabras de Silvia Crespo, socia de Gros Monserrat Abogados, se entiende por condición más beneficiosa “ aquella condición de la que se puede sostener que se ha adquirido y disfrutado por obra de una voluntad inequívoca de su concesión, de suerte que la ventaja que se concede se haya incorporado al nexo contractual, en virtud de un acto de voluntad constitutivo de una concesión o reconocimiento de un derecho, y se pruebe la voluntad empresarial de atribuir a sus trabajadores una ventaja o beneficio social que supera a los establecidos en las fuentes legales o convencionales de regulación de la relación contractual del trabajo”. Por ello, la abogada de Gros Monserrat Abogados señala que “Reconocida una condición más beneficiosa, ésta se incorpora al nexo contractual y ello impide poder extraerla del mismo por decisión unilateral del empresario, pues la condición en cuanto tal es calificable como un acuerdo contractual tácito y por tanto mantiene su vigencia y pervive mientras las partes no acuerden otra cosa o mientras no sea compensada o neutralizada en virtud de una norma posterior legal o pactada colectivamente que sea más favorable, o mediante un procedimiento de modificación sustancial de condiciones de trabajo”.

El Tribunal Supremo, en la sentencia antes referida de 21 de abril de 2016, considera acreditada la voluntad inequívoca de la empresa de conceder el beneficio correspondiente a “la cesta de Navidad”, así como que dicho beneficio se hacía constar en la oferta de empleo, y que venía siendo disfrutado desde tiempo inmemorial, de forma persistente y en las mismas condiciones, atribuyéndole el carácter de condición más beneficiosa y en consecuencia, la imposibilidad de su modificación por mera voluntad unilateral del empresario.

Noticias relacionadas