La declaración de Utilidad Pública de una entidad sin ánimo de lucro. ¿Qué es y qué supone?

 En Asociaciones y entidades sin ánimo de lucro
Legal. La importancia de obtener la declaración de utilidad pública para las organizaciones in ánimo de lucro.

¿Qué es?

La declaración de Utilidad Pública, además de un reconocimiento social de la labor de la entidad, otorga la posibilidad de acogerse a una serie de beneficios fiscales y la capacidad de utilizar la mención “declarada de Utilidad Pública”.

* Más información en el artículo publicado al respecto por Francesc Costa, socio de Gros Monserrat Abogados, sobre la obtención de dicha declaración en el blog del Consejo General de la Abogacía Española. Pulse aquí para leerlo.

¿Qué supone?

  • Usar la mención «Declarada de Utilidad Pública» en toda clase de documentos, a continuación de su denominación.
  • Disfrutar de las exenciones y beneficios fiscales que las leyes reconozcan a favor de las mismas:
    • Para la entidad:
      • Impuesto sobre sociedades
      • Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados.
      • Impuestos locales y tasas (IBI, IAE,…).
    • Para las personas físicas y jurídicas que realicen aportaciones a la entidad:
      • Derecho a beneficios fiscales en el IRPF y en el Impuesto de Sociedades por los donativos y aportaciones que se realicen.
  • Disfrutar de beneficios económicos que las leyes establezcan a favor de las mismas (normalmente ayudas y subvenciones específicas).
  • Los establecidos por las Comunidades Autónomas a las asociaciones que principalmente desarrollen sus funciones en su ámbito territorial, conforme al procedimiento que las propias Comunidades Autónomas determinen y con respeto a su propio ámbito de competencias.

¿Cómo se obtiene?

FASE I:

En un primer momento, se deberá prepar la documentación necesaria para presentar dicha solicitud de reconocimiento ante el organismo competente. El seguimiento de este procedimiento pude llevar, en caso de que ésta sea desfavorable, a la preparación del escrito de alegaciones.

FASE II:

En caso de desestimación de la solicitud, se tendrá que redactar un Recurso de Reposición contra la resolución del organismo competente, en la que se ha denegado la concesión de declaración de utilidad pública a la entidad.

Podría ocurrir también, que se produjese una negociación extrajudicial con los responsables del organismo en cuestión, con el fin de exponer el contenido del recurso de reposición y, en su caso, obtener una resolución favorable del recurso.

 FASE III:

En caso de desestimación del Recurso de Reposición, se debería redactar un Recurso Contencioso Administrativo ante la Sala Contenciosa Administrativa del Tribunal Superior de la Comunidad Autónoma o, si es de competencia estatal, ante la Audiencia Nacional, en la que se presenten las alegaciones contra la resolución por la que se desestime el recurso de reposición.

FASE IV:

En caso de desestimación del Recurso Contencioso-Administrativo se preparará un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia desestimatoria del recurso contencioso-administrativo.

El despacho Gros Monserrat Abogados, de la mano del socio responsable del área, Francesc Costa ha conseguido ya para diversas entidades, dicho reconocimiento frente a los organismos jurídicos competentes, con los consiguientes beneficios que ello supone para dichas entidades.

Consúltanos su caso mandando un email a info@grosmonserrat.com o llámanos al 91 278 31 94 /93 872 69 44.

 

 

Noticias relacionadas