Últimas medidas aprobadas en el ámbito de las relaciones laborales

 En Derecho laboral
Laboral. Cambios normativos en el ámbito laboral iniciados en este nuevo año 2018.

Comenzábamos 2018, con nuevas medidas que afectaban a distintos campos de las relaciones laborales: el salario mínimo interprofesional, las normas de cotización y el aumento de las pensiones públicas.

1. Se fija el salario mínimo interprofesional para el 2018.

Real Decreto 1077/2017 de 29 de Diciembre, por el que se fija el salario mínimo interprofesional para el 2018.

El salario mínimo interprofesional (SMI) queda fijado para 2018 en: 24,53€/día,  735,9€/mes o 10.302,6€/año.

Dicha revisión del SMI no afectará a la estructura ni a la cuantía de los salarios profesionales que viniesen percibiendo los trabajadores, cuando tales salarios en cómputo anual fuesen superiores a dicho SMI, siendo así de aplicación las reglas de compensación y absorción previstas en el artículo 27.1 TRLET.

En los convenios colectivos vigentes a 1/01/17, que utilicen el SMI como referencia para determinar la cuantía o incremento del salario base o complementos salariales, salvo que las partes legitimadas acuerden otra cosa, las cuantías del SMI se entenderán referidas durante el 2018 a las establecidas para el SMI del 2016 incrementadas en un 2%.

En los convenios colectivos que entraron en vigor después del 01/01/17 y que continuaban vigentes a 26/12/17, cuando utilicen el SMI como referencia para determinar la cuantía o incremento del salario base o complementos salariales, salvo que las partes legitimadas acuerden otra cosa,  las cuantías del SMI se entenderán referidas durante el 2018 a las establecidas para el SMI del 2017.

Dado el carácter excepcional del incremento establecido en este RD, las nuevas cuantías del SMI, no serán aplicables a los siguientes supuestos, sin perjuicio de que en su conjunto y cómputo anual deban garantizarse las cuantías del SMI del 2018:

  • A las normas vigentes a fecha 1/01/18 de las comunidades autónomas, de las ciudades de  Ceuta y Melilla y de la Administración local, que utilicen el SMI como referencia del nivel de renta para determinar la cuantía de determinadas prestaciones o para acceder a determinadas prestaciones, beneficios o servicios públicos, salvo disposición legal expresa.
  • A cualquier pacto o contrato de naturaleza privada vigentes a 1/01/18, que utilicen el SMI como referencia a cualquier efecto.

Durante el 2018, para aquellas normas no estatales y contratos privados vigentes a 1/01/17, la cuantía del SMI será la establecida para el SMI del 2016 incrementada en el mismo porcentaje en que se incremente el IPREM en el 2018.

Para aquellas normas no estatales y contratos privados que entraron en vigor o se celebraron con posterioridad a 1/01/17, la cuantía del SMI será la establecida para el SMI del 2017.

2.-Normas de cotización a la Seguridad Social para el 2018:

El BOE de 29 de enero de 2018 publica la Orden ESS/55/2018, de 26 de enero, por la que se desarrollan las normas legales de cotización a la Seguridad Social, desempleo, protección por cese de actividad, Fondo de Garantía Salarial y formación profesional para el ejercicio 2018.

Al haber quedado prorrogados de forma automática para el 2018, los Presupuestos Generales del Estado del 2017, las normas de cotización se mantendrán hasta que no se aprueben los Presupuestos correspondientes 2018.

Únicamente se han modificado las bases de cotización que a continuación se indican, que son aquellas que se calculan en base al SMI, y que por tanto, se han incrementado en el mismo porcentaje que éste, un 4%:

  • Base mínima de cotización al régimen general = 858,6€/mes
  • Base mínima de cotización para los autónomos societarios = 1.199,02€/mes

Asimismo  se introducen algunas modificaciones en el régimen agrario y en el de empleados de hogar.

3.Pensiones públicas para 2018

El pasado 30 de diciembre de 2017 se publicó oficialmente el Real Decreto 1079/2017 que revaloriza y fija para el 2018 la cuantía de las pensiones en nuestro sistema público de la Seguridad Social.

Así, las pensiones se incrementan, por quinto año consecutivo, un 0,25%, el mínimo previsto legalmente desde que en el año 2013 se desvinculara del IPC. Su revalorización se ha sustituido por el conocido como índice de revalorización de pensiones (IRP), que contempla variables como el número de pensiones que se abonan o la diferencia entre ingresos y gastos de la Seguridad Social.

El poder adquisitivo de nuestros pensionistas se ve así profundamente mermado, pues esta revalorización del 0,25% de sus pensiones, es muy inferior al coste de vida, que ronda el 2%.

Noticias relacionadas