Consideraciones fiscales para expatriados

 En Derecho Fiscal

No son pocas las empresas que desplazan parte de sus trabajadores durante periodos más o menos largos para trabajar fuera. Por ello es importante fijar una serie de criterios que ayuden a éstos a cumplir con la Administración Tributaria correspondiente, sin mermar su carga fiscal.

Previamente habrá que fijar el régimen fiscal que afecta al trabajador:

  1.  Tributar en España: Es el menos común salvo en el primer año de traslado si se produce en el cierre del ejercicio. Para ello, el trabajador debe al menos residir 183 días al año en España.
  2. Tributar sólo en el país de destino: Para que esto se produzca es necesario que se resida más de 183 días y que exista un convenio de doble imposición que evite pagar impuestos en los dos países. Con ello, el expatriado adquiere la condición de residente fiscal en el país donde trabaja.
  3. Tributar en España y en el país donde trabajas: Ésta es la modalidad de cotización en el caso de que no exista un acuerdo entre los dos países para evitar la doble imposición. En España tributarás por el Impuesto de No Residentes.

Una vez tengamos claro esto, habrá que conocer las herramientas de optimización fiscal o utilizar adecuadamente las ventajas fiscales que ofrece nuestro ordenamiento jurídico.

Alguno de estos incentivos fiscales a la expatriación son:

  • Régimen de excesos: El exceso que perciban los empleados de empresas, con destino en el extranjero, sobre las retribuciones totales que obtendrían por sueldos, jornales, antigüedad, pagas extraordinarias, incluso la de beneficios, ayuda familiar o cualquier otro concepto, por razón de cargo, empleo, categoría o profesión en el supuesto de hallarse destinados en España.
  • Dietas Exceptuadas de gravamen: Cantidades que la empresa abona al trabajador con motivo de su desplazamiento por motivos de trabajo a un Municipio distinto. Artículo 9.A.3.a del RIRPF
  • 7 P:  Incentivar la competitividad de las empresas españolas en el mercado exterior mediante una exención que favorezca el desplazamiento de trabajadores, mejorando su experiencia laboral y posteriormente revertir este conocimiento en beneficio de las empresas de nuestro país.

Todos ellos ofrecen la posibilidad de reducir la presión fiscal de la remuneración de una forma considerable.

Si va a desplazar o cuenta ya con parte de su equipo en el extranjero y tiene cualquier consulta, puede contactar con nuestros abogados en el 93 522 00 60.

Noticias relacionadas